Basta de tortura en Chile

 

Bienvenido al Sitio Oficial de la Comisión de Observadores de Derechos Humanos de la Casa Memoria José Domingo Cañas

La Casa Memoria José Domingo Cañas se emplaza en un sitio en donde existió una de las tantas casas que se ocuparon cómo cuarteles de tortura y exterminio durante la dictadura militar Chilena de 1973 a 1990. Actualmente, la Fundación 1367 a cargo de este Sitio de Conciencia, centra su misión en la promoción y defensa de los Derechos Humanos, por lo que ha formado una Comisión de Observadores que tiene como labor el monitoreo y control social sobre el actuar de la fuerza policial, en el sentido de visibilizar el ejercicio de las garantías de no repetición de parte del Estado Chileno y el deber que tienen los Estados de implementar medidas que posibiliten la efectiva vigencia de los Derechos Humanos. http://josedomingocanas.org/

Ante la declaración de ex comandantes en jefe de las FFAA y ex directores generales de Carabineros, decimos:

SIN VERDAD NO HAY JUSTICIA NI GARANTÍAS DE NO REPETICIÓN

El diario El Mercurio, en su edición del viernes 08/09/17, ha publicado una declaración de varios ex comandantes en jefe de las FF.AA. y ex directores generales Carabineros, titulado “Septiembre, Fuerzas Armadas y Carabineros”. En dicho comunicado, los ex oficiales acusan un ensañamiento hacia ellos, replicando que han asumido sus culpas de un pasado que se mira “con los criterios de hoy”.

Como Sitio de Memoria y Conciencia no podemos, ni queremos quedarnos ajenos ante esta declaración. Las FF.AA. y Carabineros no han ayudado, hasta ahora, a llegar a “un Chile reconciliado”, toda vez que no puede haber garantías de No repetición sin Verdad y Justicia.

Replicar que se está viendo el pasado con “criterios de hoy” es un intento de reducir el daño, al marginarlo de toda reflexión o análisis en el presente. La historia de nuestra sociedad, de nuestro país, nos pertenece a todos y todas, por ende, es necesario e importante que no se margine su análisis a un periodo acotado de tiempo. Por otro lado, la Comisión de Observadores de Casa Memoria José Domingo Cañas, desde 2011 ha monitoreado y puesto en manifiesto el mantenimiento, por parte de Carabineros y sus FF.EE., de prácticas que representan violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos, por lo que argumentar que usar un “criterio de hoy” a la crítica o análisis de prácticas del pasado, que hoy siguen sucediendo, nos parece un argumento absurdo e insultante para todas las personas, organizaciones e instituciones que creemos profundamente y trabajamos en la Promoción, Defensa y Educación en Derechos Humanos.

La propia negación de los crímenes de Lesa Humanidad y todos los horrores acontecidos, mediante pactos de silencio y negativas por parte de las FF.AA. y de Orden, ponen de manifiesto que, en realidad, no se han hecho cargo de sus responsabilidades y culpas personales e institucionales. Sin ir más lejos, con anterioridad a la mencionada declaración de los ex comandantes en jefe, miembros actualmente activos de las FF.AA., como el General Humberto Oviedo, en su discurso del 9 de julio recién pasado, ha legitimado las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante la dictadura cívico-militar apelando al “contexto histórico”.  Mientras haya excusas y, sobre todo, impunidad ante las torturas y horrores sucedidos, y que siguen sucediendo, no puede haber reconciliación.

Respecto al ensañamiento que ellos acusan vivir, debemos replicar que eso no es así. Los represores y violadores de Derechos Humanos que han sido encarcelados lo están en una cárcel de lujo, manteniendo beneficios que según el derecho internacional no pueden adquirir, a menos que haya una verdadera cooperación y entrega de información autentica, lo cual no ha ocurrido. Existen torturadores, personal de la DINA, CNI y otros organismos represivos de las FFAA y Carabineros, que andan libres por el país e incluso ejerciendo cargos públicos, por lo que no existe tal ensañamiento sino más bien impunidad y justicia “en la medida de lo posible”.

La declaración de los ex comandantes en jefe demuestra que las FF.AA. y Carabineros no han tomado el peso, significado y sentido de las violaciones sistemáticas y estructurales a los Derechos Humanos que ellos, como institución y agentes de Estado, hicieron y siguen haciendo. La Doctrina de Seguridad Nacional y la consecuente deshumanización de las personas mediante la imagen del “enemigo interno”, se mantiene firme en estas instituciones y en nuestra sociedad, lo que genera una naturalización y legitimación del control y la violencia que las Fuerzas Armadas y de Orden ejercen sobre la sociedad.

Como Sitio de Memoria y Conciencia manifestamos nuestro total rechazo y repudio ante estas declaraciones y llamamos a todas las organizaciones que trabajamos por la promoción, defensa y educación en DDHH, a continuar en nuestros compromiso y esfuerzos porque haya real Verdad y Justicia y no más tortura e impunidad en nuestro país.

 

Santiago de Chile

Septiembre de 2017

Llamado a sobrevivientes del Cuartel Ollagüe (José Domingo Cañas N°1367) a aportar información sobre el detenido desaparecido Hernán Clemente Gabriel Soto Alarcón

Hernán Clemente Gabriel Soto Alarcón

La Ministro en Visita Extraordinaria Marianela Cifuentes Alarcón, en causa rol Nº09-2014, solicita información del detenido Hernán Clemente Gabriel Soto Alarcón, quien se encuentra desaparecido desde el 5 de noviembre de 1974 tras salir de su hogar en San Bernardo. Hay antecedentes que habría sido visto en el Cuartel Ollagüe (José Domingo Cañas N°1367) en el año 1974.

Hernán Clemente Gabriel Soto Alarcón, militante del Partido Radical, fue Subdirector de Deportes del gobierno de Salvador Allende y en esa calidad participó en la organización de los Juegos Panamericanos de 1975 que no se pudieron realizar en Chile por la irrupción del golpe de estado cívico-militar.

Se solicita a todos los y las sobrevivientes del Cuartel Ollagüe (José Domingo Cañas N°1367), que estuvieron secuestrados en noviembre del año 1974 y pudieron haber visto o sabido de Hernán Clemente Gabriel Soto Alarcón, aporten informaciones a la ministra Marianela Cifuentes.

Para ello pueden dirigirse al actuario Sr. David Muñoz, al fono 225196668 o al correo admunoz@pjud.cl

También pueden enviar información a Casa Memoria José Domingo Cañas josedomingocanas1367@gmail.com

Comunicado de Prensa por Creación de Comisión de Derechos Humanos Colo Colo

IMG-20170512-WA0010 IMG-20170512-WA0011

En julio del 2016 tomó contacto con la Comisión de Observadores de Derechos Humanos de la Casa Memoria José Domingo Cañas un grupo de personas perteneciente a la Garra Blanca del Colo Colo. Nos manifestaron su preocupación por las situaciones de abuso policial y violencia que reciben por parte de funcionarios del Estado y de funcionarios privados bajo la aquiescencia del Estado. Se nos pidió concretamente que les capacitáramos en DDHH.

La Comisión de Observadores de DDHH de Casa memoria José Domingo Cañas realiza formación a Defensores de derechos humanos de la sociedad civil. En esta línea han pasado diversos grupos por Casa Memoria. La propuesta de la Garra Blanca, sin embargo, implicó hacer una adecuación a los módulos de capacitación. Se tuvo que incorporar la Ley de Violencia en los Estadios y la responsabilidad de privados. En el proceso de adecuación nos dimos cuenta de que la normativa vigente en relación a la violencia en recintos deportivos no se ajusta a los tratados internacionales que Chile ha firmado y ratificado en materia de protección y resguardo de las libertades públicas, integridad y privacidad de las personas y acceso al debido proceso.

El proceso de capacitación duró 3 meses de trabajo y estudio continuo. Se trabajaron los siguientes temas: noción comprehensiva de los Derechos Humanos; características y principios en Derechos Humanos; principio de igualdad y no discriminación; derechos Humanos y ciudadanía; tortura, definición y jurisprudencia nacional e internacional; control de identidad y detención; ley de violencia en los estadios; observación de DDHH: por qué, para qué y cómo; y protocolos de acción y monitoreo de agentes del Estado.

El proceso formativo terminó en enero del 2017. Las personas capacitadas han conformado un equipo para realizar la labor de Observación en DDHH que han llamado  “Comisión de DDHH Colo Colo”, perteneciente al Club Social y Deportivo Garra Blanca Colo Colo.

Este domingo 14 de mayo, estaremos en terreno con la Comisión de DDHH Colo Colo, monitoreando el actuar de agentes del Estado y agentes privados bajo la aquiescencia del Estado en el evento deportivo que se realizará en el Estadio Monumental de Santiago. Los Integrantes de ambas Comisiones estaremos debidamente identificados y respetaremos los protocolos de observación existentes. Uno de los elementos que como Observadores de DDHH de Casa Memoria José Domingo Cañas nos interesa pesquisar es supuesta la existencia de protocolos de discriminación arbitraria en los recintos deportivos que violan las normativas de accesibilidad para personas con discapacidad y necesidades especiales, trato vejatorio y deigrante en la revisión de vestimenta, y violencia policial.

Hacemos extensiva la invitación a los aficionados de otros clubes deportivos a comunicarse con nosotros al correo observadoresddhh@hotmail.com si están interesados en seguir un proceso de formación similar.

 

Comisión de Observadores De DDHH  Casa Memoria José Domingo Cañas 

DECLARACIÓN MECANISMO DE PREVENCIÓN DE LA TORTURA DE LA SOCIEDAD CIVIL

Leasur-Fundacion 1367

 

El día de ayer, miércoles 7 de diciembre, en conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, y a casi siete años que el Estado de Chile se encuentra en deuda de implementar el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT), la Casa Memoria José Domingo Cañas a través de su Comisión de Observadores de Derechos Humanos y ONG Leasur se constituyeron en dos centros de privación de libertad de la región Metropolitana de Santiago, actuando de hecho como Mecanismo de Prevención de la Tortura de manera autónoma y desde la sociedad civil.

Los lugares visitados, sin aviso previo, fueron el Centro de Detención Preventiva (CDP) de Colina II y el Centro de Internación Provisoria (CIP) de San Joaquín del Sename.

En ambas visitas, que fueron facilitadas por los responsables de los centros, pudimos verificar las condiciones de vida y habitabilidad al interior, así como detectar situaciones de tortura o malos tratos que podrían estar ocurriendo en su interior. En breve haremos público el informe de las visitas con las recomendaciones pertinentes a las autoridades.

La acción tuvo como finalidad actuar ante la inactividad del Estado sobre la de implementación del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura a que el estado chileno se comprometió, y reclamar la participación de la sociedad civil en el funcionamiento de dicho Mecanismo. Además de resaltar la importancia que los centros de privación de libertad se abran a la observación de la sociedad civil para, de manera autónoma, prevenir la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes que puedan darse en su interior.

 

En Santiago de Chile, a 8 de diciembre de 2016.

2016-12-07 CIP Sename 1

Parte del equipo MPT- Sociedad Civil antes de la entrar a CIP San Joaquín ex-centro dentortura y exterminio 3 y 4 Alamos.

2016-12-07 CIP Sename 2

Entrada a CIP San Joaquín ex-centro dentortura y exterminio 3 y 4 Alamos.

2016-12-07 COLINA 2-2

Parte del equipo MPT- Sociedad Civil antes de la entrar a Centro de detención preventiva (CDP) Colina 2.

2016-12-07 COLINA 2-1

Parte del equipo MPT- Sociedad Civil a la entrada a Centro de detención preventiva (CDP) Colina 2.

Comunicado: ante la promulgación del proyecto que tipifica el delito de tortura

Leasur-Fundacion 1367

Ante la promulgación del proyecto que tipifica el delito de tortura, las Organizaciones LEASUR ONG y Casa de la Memoria José Domingo Cañas, expresamos lo siguiente:

Nuestra satisfacción porque finalmente el Estado chileno, tras más de 27 años de demora, ha cumplido con la obligación internacional que asumió al ratificar la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles o Degradantes, consistente en tipificar como delito los actos constitutivos de tortura que sean ejecutados por funcionarios del Estado en el ejercicio de sus funciones. Aunque tardía, la tipificación de este delito mediante la modificación al Código Penal constituye un importante avance para que exista una adecuada sanción de estas conductas, como nos mandata el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Hemos constatado que los actos de tortura y otros tratos y penas crueles, inhumanos y degradantes se dan con una frecuencia y habitualidad alarmante en contextos de privación de libertad, tal como ocurrió con el reciente y mediático caso de Lorenza Cayuhuan, madre privada de libertad que dio a luz engrillada. En muchas ocasiones, la tortura se naturaliza a grado tal que pasa a ser una de las tantas brutales aristas de una realidad oculta, ignorada e institucionalmente abandonada..

No obstante, si bien la dictación de la ley que tipifica como delito los actos de tortura constituye un significativo paso, nos parece que el texto aprobado adolece de ciertas falencias, que se relacionan fundamentalmente con una definición más restrictiva de tortura que la que nos entrega el derecho internacional, y la imposición de penas que no se condicen con su gravedad; defectos que, a nuestro juicio, nos siguen alejando de lo prescrito en instrumentos internacionales de derechos humanos que regulan la materia, que buscan una sanción adecuada para este tipo de actos que atentan contra la dignidad humana.

Finalmente, hacemos presente que  una efectiva protección de los bienes jurídicos tutelados por este delito requiere con urgencia de la implementación de un Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (que hoy se encuentra en anteproyecto de ley), el cual debe ser activo, autónomo  e independiente, efectuar observaciones y visitas periódicas y sistemáticas de todos aquellos recintos donde se encuentren personas privadas de libertad. De esta manera, la protección no sería sólo posterior a los hechos delictivos, sino que se buscaría prevenir los actos de tortura en espacios favorables a su ocurrencia (como son las cárceles, hospitales psiquiátricos y comisarias, entre otros). En la definición, elaboración, implementación y fiscalización del este Mecanismo es imprescindible la participación como sociedad civil que venimos demandando.

 

En Santiago de Chile, a 11 de Noviembre de 2016